Un niño que canta es un niño feliz

 

Así es… Un niño que canta es un  niño feliz y así lo piensan los expertos en educación desde que Platón dijera que el comportamiento de los niños se suavizaba al oír cantar  a su madre. Antes de nacer ya escuchamos la mejor de las músicas, la voz de nuestras madres. La música y sobre todo la voz cantada es capaz de estimular la memoria y traer al presente recuerdos y vivencias muy importantes en nuestras vidas.

El cantar, escuchar música y sobre todo interpretarla será una conexión con nuestros recuerdos y vivencias que en etapas decisivas de la vida como la adolescencia, será la única forma de verbalizar alguna de nuestras emociones.

En general está demostrado que los niños con educación musical rinden mejor en el colegio, tienen más capacidad de concentración y más memoria. La actividad musical hace que el cerebro este completamente alerta, ejercitando la concentración, la memoria y coordinación motriz, visual y auditiva. Además al escuchar música liberamos endorfinas, la hormona del placer que además calma el estrés y refuerza el sistema inmunitario. La música nos hace más  sociables, las canciones nos unen  y nos vinculan con nuestras raíces.

Cantar será lo que siempre estará a nuestro alcance para expresarnos y  traer al presente buenos recuerdos.

https://www.clasesdecantomadrid.es/cursos-de-canto/canto-infantil/

Los comentarios están cerrados.